El sufrimiento del cristiano no es en vano

Los padecimientos son una bendición de Dios, porque en medio de ellos aprendemos a confiar más en Él

Y, después de que ustedes hayan sufrido un poco de tiempo, Dios mismo, el Dios de toda gracia que los llamó a su gloria eterna en Cristo, los restaurará y los hará fuertes, firmes y estables.  A él sea el poder por los siglos de los siglos. Amén. 1 Pedro 5:10-11 (NVI)

Cuando sufrimos por la fe y el evangelio nuestros sufrimientos no son en vano, Dios tiene como propósito “perfeccionarnos,” por eso ante tales circunstancias nunca nos faltará su fortaleza y su favor. Para los que hemos recibido la gracia de Dios con la que somos salvos, aun los padecimientos son una bendición de Dios, porque en medio de ellos aprendemos a confiar más en Él y de ese modo es que resultamos creyentes perseverantes.

En medio de los problemas que enfrentamos maduramos, porque si confiamos en Dios siempre estaremos asistidos por su gracia, de este modo aprendemos a corresponderle como debe hacerlo un creyente verdadero.  Así que, si hoy tienes problemas, anímate, porque el bien de Dios no te faltará y de esto saldrás mucho mejor.

La biblia también dice:

También por medio de él, y mediante la fe, tenemos acceso a esta gracia en la cual nos mantenemos firmes. Así que nos regocijamos en la esperanza de alcanzar la gloria de Dios. Y no solo en esto, sino también en nuestros sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia; la perseverancia, entereza de carácter; la entereza de carácter, esperanza. Y esta esperanza no nos defrauda, porque Dios ha derramado su amor en nuestro corazón por el Espíritu Santo que nos ha dado. Romanos 5:2-5 (NVI)

Es así como  a través de las pruebas en todo tiempo aprendemos a esperar con paciencia en Dios, nuestro carácter es formado a la imagen de Él y nos encaminamos en una vida de gozo pleno por la certeza de toda la esperanza celestial.

Que Dios te ayude a confiar en él y en su buen propósito, para que no te desanimes en los momentos dificultosos, sino por el contrario, seas confirmado en la fe y continúes perseverantemente hasta recibir la gloria venidera con Cristo.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#misfotos Es una maseta viva, sabes como se llaman estas flores? Hoy tomé esta foto.

Una publicación compartida de Israel Campos (@israelkampos) el

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.