Dios bendiga a las mamás

La mamá es una bendición para la familia, sin ella la familia no existiría

Ser mujer es una virtud, es un don que viene de Dios y tiene el propósito maravilloso de ser en la vida una compañera fuerte, valiente, decidida, fuente de amor y cariño. Una madre tiene manos suaves que dan ternura, alimentan, son el apoyo cundo los hijos comienzan a dar los primeros pasos en la vida y son capaces de sostener a toda la familia en los tiempos de crisis más difíciles.

Aun cuando las palabras de una madre parezcan duras, van cargadas de amor, porque tienen el propósito de orientar a los hijos como la brújula en manos de un marinero y dan dirección como el timón a un barco.

Muchas felicidades a todas las mamás, que Dios las bendiga abundantemente hoy y siempre, elevemos una plegaria para que sean llenas aún más abundantemente de toda gracia divina. Dios bendiga a mi madre y a la madre de mis hijas.

Compartir