Debemos poner atención a la Palabra de Dios

A través de la Biblia encontramos la dirección a la felicidad y a la vida eterna.

Felices los que se conducen sin tacha y siguen la enseñanza del Señor. Felices los que atienden a sus mandatos y lo buscan de todo corazón, los que no hacen nada malo, los que siguen el camino del Señor. Tú has ordenado que tus preceptos se cumplan estrictamente. Salmos 119:1-4DHH

La felicidad de la humanidad radica en Dios, la forma en la que Dios guía a las personas por el camino de la dicha es a través de su Palabra. Obedecer la voz de Dios nos permite una vida plena, porque la Palabra de Dios siempre nos guía a Él y a la salvación.

Nadie que no vuelva a su Creador por la Palabra puede hallar verdadera paz y Felicidad en el alma, porque aunque su cuerpo en apariencia tenga seguro los mejores goces de la vida, nuestra alma necesita de su Creador, porque sólo en el podemos hallar paz y salvación, Dios es el Creador y el que sustenta la vida.

Hoy es un buen tiempo para poner atención a la voz de Dios, para que nuestra vida responda a su hacedor y de esta manera tener una mejor condición de vida, vivir más en alegría el presente y con mucha esperanza del futuro. Cuando estamos en comunión con Dios nuestra vida estará segura y tendremos vida eterna.

La Biblia también enseña:

»Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor. Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con todas tus fuerzas. Grábate en el corazón estas palabras que hoy te mando. Incúlcaselas continuamente a tus hijos. Háblales de ellas cuando estés en tu casa y cuando vayas por el camino, cuando te acuestes y cuando te levantes. Átalas a tus manos como un signo; llévalas en tu frente como una marca; escríbelas en los postes de tu casa y en los portones de tus ciudades. Deuteronomio 6:4-9NVI.

»Hoy te doy a elegir entre la vida y la muerte, entre el bien y el mal. Hoy te ordeno que ames al Señor tu Dios, que andes en sus caminos, y que cumplas sus mandamientos, preceptos y leyes. Así vivirás y te multiplicarás, y el Señor tu Dios te bendecirá en la tierra de la que vas a tomar posesión. Deuteronomio 30:15-16DHH.

Oraciones: Que seas siempre obediente a la voz de Dios. Que tu iglesia valore la felicidad que se encuentra en ser guiados por la Palabra de Dios.

Compartir