Es tiempo para pedirle a Dios que nos cuide

Nunca nos debemos sentir desamparados al grado de caer bajo el terror por las circunstancias de peligros que nos toca enfrentar, Dios es nuestro mejor refugio en donde nada nos podrá dañar, porque no dejará que nadie nos toque como para destruirnos, si algo nos pasara, eso formará parte del propósito de Dios, por lo tanto, no será para mal, sino para bien.

En los tiempos de tribulación no estamos desprotegidos cuando siempre buscamos el refugio en Dios a través de todos los medios que nos ha provisto. Hoy mismo puedes encontrar la respuesta en su Palabra sobre la situación que vivimos y, a través del ejercicio de la oración podemos ir a él, para clamar sobre aquello que en su Palabra nos promete para este tiempo difícil.

Esta es una petición que hoy, y siempre tenemos que hacerle a Dios. Orar por nuestra seguridad es una oración necesaria, por lo mismo Dios nos manda a fortalecernos en el poder de su fuerza y a revestirnos de él, porque siempre estamos al acecho del maligno, nos pone trampas, somos tentados y siempre busca nuestra vulnerabilidad con la intención de destruirnos.

En esta vida siempre andamos en peligros, y siempre será así, hasta el día que Dios nos lleve para estar con él. Ante el mal que hoy circula por todos lados, Dios es el mejor refugio, por ello debemos buscarlo en confianza y en obediencia, en confianza porque nunca nos deja solos, y en obediencia, porque su Palabra siempre nos guía por la senda correcta y segura.

Compartir