Palabra de plena confianza  

“Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu” (Palabra de plena confianza)

“Cuando era como la hora sexta, hubo tinieblas sobre toda la tierra hasta la hora novena. Y el sol se oscureció, y el velo del templo se rasgó por la mitad. Entonces Jesús, clamando a gran voz, dijo: Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu. Y habiendo dicho esto, expiró.” Lucas 23:44:46 RVR1960

Hasta el último momento en vida, y envuelto en el dolor más a atroz que hombre alguno había experimentado, Jesús muestra confianza y dependencia en su Padre. Y seguro por su fidelidad a lo pactado, Él entrega su espíritu, sabiendo que después de cumplir fiel la encomienda, él  no quedará en el olvido y en el polvo, más bien será llena de la gloria.

Estas palabras de Jesús también nos recuerda lo que algunas veces dijo: “En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.” Juan 14:2-3 RVR1960

Jesús nos enseñó con esto, que para los que creemos en él morir es ganancia (Filipenses 1:21). Nos enseña fidelidad y obediencia a Dios, pero sobre todo, nos mostró que su obra redentora fue completada a la perfección y que aplicada a nuestras vidas nos otorga la salvación.

Compartir