Dios siempre perdona

No dejemos para mañana lo que hoy necesitamos y lo que podemos encontrar en Dios. El pecado destruye y mata, pero en el perdón que Dios nos ofrece encontramos alivio, reposo y vida eterna. No dejemos para mañana el perdón que nuestra vida necesita, hoy Dios nos perdona si clamamos, pues Dios es amplio en misericordia y pronto para perdonar.

“Para cualquier persona y cualquiera que sea su situación espiritual la gracia de Dios es suficiente, así que es un error pensar que no hay perdón para nosotros porque son muchos nuestros pecados o porque creamos que Dios ya nos ha perdonado en demasiadas ocasiones.”

En la pobre condición pecaminosa en donde el ser humano sufre los peores momentos de su vida no tiene otra alternativa para salir de allí, más que buscar la ayuda de Dios, porque sólo Dios es el que nos ha provisto los medio para librarnos del pecado y de sus consecuencias eternas. Dios está dispuesto a escuchar el clamor de quienes por la fe acepten que Cristo es el único medio para nuestra salvación.

Dios es bueno y siempre extiende sus bondades a nuestro alcance a través de Cristo, por eso es por lo que tan pronto busquemos el perdón lo recibimos y cuando pedimos su auxilio para ser restaurado, acampanados y fortalecidos, ahí estará de manera espiritual aplicando todos los beneficios que Cristo logró en la cruz cuando murió para salvarnos.

Dios siempre está listo para perdonar, pero además en su infinita misericordia prepara nuestros corazones para buscar su gracia. Cada día debemos pedirle a Dios que nos haga sensibles a su gracia, que aceptemos a Cristo para nuestras vidas y que disfrutemos de él en todo tiempo no importando nuestra condición, ya que en verdad las misericordias de Dios son inagotables para los que lo buscan de todo corazón.

Compartir