La mayor alegría para nuestra vida está en Dios

Cuando aceptamos lo que Dios a hecho, hace y hará en nuestras vidas, podemos estar seguros todos los días, porque lo mejor que Dios ha hecho es ofrecer a Cristo para salvarnos. Dios siempre ha buscado resolver nuestro problema fundamental, esta es la razón por la que siempre nos presenta el evangelio, para que recibamos a Cristo en nuestras vidas, porque es así como llegará la solución y lo que en realidad necesitamos para estar bien, y de esta manera nos dará el supremo gozo.

«Nuestro principal problema es el pecado, lo cual mantiene al ser humano bajo desgracia eterna, porque, aunque uno pueda lograr todos los tesoros del mundo jamás disfrutaremos internamente. Y si logramos todo el poder, no por eso podemos ser libres de las consecuencias eternas del pecado.»

Por todo esto, debemos poner nuestras vidas en Dios, confiando que todas sus promesas se cumplirán y que lo que se ha dispuesto hacer por nosotros lo completará y es lo mejor que nos puede suceder. Esperemos siempre en Dios porque las mejores cosas las hará en nuestras vidas, cambiará nuestro interior y le dará el mejor rumbo a nuestra existencia.

La creación misma da testimonio de que todo lo que Dios hace es bueno y, además, lo hacho para que disfrutemos y lo disfrutemos a él, porque Dios no necesita en nada de nosotros, por eso aun lo que nos pide hacer por el y para él, en realidad, es para que estemos mejor. Dios nos creó para estar cerca de él, pero satanás se ha encargado siempre de alejarnos de Dios, porque él contrario a Dios, satanás quiere nuestra destrucción.

Prestemos a tención a la palabra de las promesas de Dios y veremos cómo contempla una mejor condición para vivir, y ahora mismo ha dispuesto el medio para que accedamos a ellas, pues Cristo nos es proclamado siempre para que al poner nuestra fe en él nos relacionemos con Dios y nos comparta con bondad todo lo que nos ha prometido.

No busquemos nada contrario a la voluntad de Dios, mucho menos nos dejemos engañar por el mal quien siempre se disfraza para ofrecernos lo mejor, pero que al final todo termina en desgracia, puesto que así engaño a nuestros primeros padres, los cuales quisieron ser mejores actuando en contra de la palabra de Dios enredados por el mal, y sí es como quedamos todos bajo la maldición del pecado.

Confiemos en Dios y seamos agradecidos, él nunca falla, y nos ha demostrado cuanto nos ama, por eso, aunque nos toque cruzar senderos difíciles no hay que renegar, porque al final estaremos bien y Dios completará nuestro gozo. Andemos con toda seguridad que, si Dios quiere lo mejor para nuestras vidas, todo lo que disponga nos hará bien, aunque en apariencia nos toque enfrentar terribles pruebas.

Todo lo que Dios hace expresa quien es él, así podemos conocer todos sus atributos y propiedades, es decir, lo hechos de Dios revelan su carácter y propósito, por eso es por lo que podemos decir que Dios es amor y tiene buenos planes para nosotros.

Aunque también, tenemos que decir, que Dios ha revelado su ira y castigo en la historia de la humanidad, pero ahí también siempre he estado su gracia, puesto que nunca rechaza al corazón arrepentido. Disfrutemos hoy a Dios en Cristo y crecerá el gozo en nuestras vidas.

Compartir