Cristo es el pan que da vida y sustenta

Aunque Dios promete sustentar nuestro cuerpo, y aunque Jesús enseño a sus discípulos a buscar el pan material de todos los días, nuestra vida debe estar dedicada a ser sustentada por el evangelio para que el alma en verdad viva. La base fundamental para buscar todas las cosas es el evangelio. Cuando nuestra vida es sustentada en Cristo todas las demás cosas serán bendiciones de Dios para que estemos bien. Así que, la mejor manera para que toda la vida humana esté bien, es por medio de Cristo.

«Cuando la vida humana es alimentada por el evangelio como la provisión especial de Dios para todos nosotros se recibe la vida, pero ahí también radica el gozo para la vida, puesto que al tener a Cristo en nuestra vida se tiene lo mejor y eso es lo que nos da la verdadera alegría. Por lo tanto, si queremos vivir eternamente, gozar para siempre y ser enteramente saciados desde lo interno hacia lo externo debemos confesar a Jesús como el Cristo y por la fe debemos recibirlo.»

Nuestra mente debe ser elevada hacia lo celestial y eterno, porque si mantenemos nuestra atención en las cosas mundanas y materiales no trascenderemos. Necesitamos de lo espiritual, porque la necesidad del hombre es espiritual y sólo con lo espiritual se resuelve.

Cristo es el pan espiritual del que hoy podemos participar, nos fue dado por Dios quien ha tenido compasión y misericordia de nosotros, porque el pecado ha mantenido a la humanidad en una condición de muerte espiritual y siempre con una necesidad que nada ha podido saciar, con un vació que nada del mundo ha podido llenar, por eso es por lo que, necesitamos del pan espiritual que vino del cielo.

Si ya hemos creído en Cristo debemos seguir profundizando en Cristo para que seamos fortalecidos y nutridos para resistir ante las tentaciones y tribulaciones en el mundo. No despreciemos el pan que Dios nos envió del cielo, recordemos que es gratuito y que está a nuestro alcance para que verdaderamente tengamos vida eterna y para que completamente seamos sustentados.

Compartir