Amar nos hace excelentes personas

No perdamos la bendición de Dios por la negatividad para no amar a todos por igual

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, más se goza de la verdad. 1 Corintios 13: 4-6 (RVR1960).

El amor siempre muestra un anhelo benevolente, es decir, revela a través de las acciones toda clase de bien, es por esto que el amor se basa siempre en lo que es correcto. Cuando procuramos dar amor crecemos en una vida justa y correcta, además, es así como podemos ir edificando nuestra vida en el cimiento de la verdad, eso nos vuelve inconmovibles, porque este es el modo de ir creciendo teniendo a Dios como fundamento. Continuar leyendo «Amar nos hace excelentes personas»

La oración correcta

La oración correcta es la que busca solo la respuesta de Dios y se hace como parte de una relación íntima con Él.

»Cuando ustedes oren, no sean como los hipócritas, a quienes les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de las plazas para que la gente los vea. Les aseguro que con eso ya tienen su premio. Pero tú, cuando ores, entra en tu cuarto, cierra la puerta y ora a tu Padre en secreto. Y tu Padre, que ve lo que haces en secreto, te dará tu premio. »Y al orar no repitan ustedes palabras inútiles, como hacen los paganos, que se imaginan que cuanto más hablen más caso les hará Dios. No sean como ellos, porque su Padre ya sabe lo que ustedes necesitan, antes que se lo pidan. Mateo 6:5-8 (DHH)

La recomendación de orar en secreto tiene el énfasis en procurar la constante, cercana y creciente comunión íntima con Dios, evitando así la falsa religiosidad. Del mismo modo, debemos enfocarnos en la oración de fe, la cual permite esperar verdaderamente en Dios y nos mantiene en Él y no bajo el dominio de las adversidades. Continuar leyendo «La oración correcta»

Sin merecerlo somos salvos por el favor de Dios

Nuestra salvación es el resultado de la pura gracia de Dios, no la merecemos, ni podemos salvarnos solo por nuestro propio esfuerzo 

…por medio de la fe en Jesucristo, Dios hace justos a todos los que creen. Pues no hay diferencia:  todos han pecado y están lejos de la presencia gloriosa de Dios.  Pero Dios, en su bondad y gratuitamente, los hace justos, mediante la liberación que realizó Cristo Jesús.  Dios hizo que Cristo, al derramar su sangre, fuera el instrumento del perdón. Este perdón se alcanza por la fe. Así quería Dios mostrar cómo nos hace justos: perdonando los pecados que habíamos cometido antes,  porque él es paciente. Él quería mostrar en el tiempo presente cómo nos hace justos; pues así como él es justo, hace justos a los que creen en Jesús. Romanos 3:22-26 (DHH)

Todo ser humano calló en la miseria del pecado, de esta condición no es posible salir solos, la obra de Cristo resulta necesaria para lograrlo. Continuar leyendo «Sin merecerlo somos salvos por el favor de Dios»

Himno – Cuando El vino a mi corazón (Hymn-Since Jesus Came Into My Heart – Collingsworth) Family

Letra del Himno El vino a mi corazón

¡Cuán glorioso es el cambio operado en mí ser, Viniendo a mi vida el Señor! Hay en mi alma una paz que yo ansiaba tener: La paz que me trajo su amor. //¡El vino a mi corazón!// Soy feliz con la vida que Cristo me dio, Cuando el vino a mi corazón. Continuar leyendo «Himno – Cuando El vino a mi corazón (Hymn-Since Jesus Came Into My Heart – Collingsworth) Family»

Acerquémonos a Dios ahora que está cerca

Ahora es tiempo para dejar atrás esa vida difícil que solo trae pesares y calamidades, Dios está tan cerca que podemos oír su voz de amor y misericordia con la que nos ofrece el perdón

Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón! Reconozcan sus miserias, lloren y laméntense. Que su risa se convierta en llanto, y su alegría en tristeza. Humíllense delante del Señor, y él los exaltará. Santiago 4:8-10 (NVI)

Nuestra manera de vivir es el resultado de la relación que tenemos con Dios; cuando se vive distanciado de Dios la vida es triste, Continuar leyendo «Acerquémonos a Dios ahora que está cerca»

Vivamos sabiamente porque la vida pronto pasa

Vivamos sabiamente porque la vida se acaba rápido y Dios juzgará cada una de nuestras decisiones y acciones

Los días de nuestra edad son setenta años; Y si en los más robustos son ochenta años, Con todo, su fortaleza es molestia y trabajo, Porque pronto pasan, y volamos. ¿Quién conoce el poder de tu ira, Y tu indignación según que debes ser temido? Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, Que traigamos al corazón sabiduría. Salmos 90:10-12 (RVR 1960)

Nuestro clamor a Dios por la sabiduría debe ser constante, es menester que siempre estemos tratando de enfocar nuestra vida en todo lo positivo y propositivo, porque no importa la profesión o la dedicación que tengamos, nuestra tendencia es hacia lo negativo y estéril. Continuar leyendo «Vivamos sabiamente porque la vida pronto pasa»

El pecado cansa y mata pero tiene solución

Podemos vivir y vivir bien en alegría y esperanza  cuando la carga del pecado nos es quitada

»Vengan a mí todos ustedes que están cansados y agobiados, y yo les daré descanso. Carguen con mi yugo y aprendan de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón, y encontrarán descanso para su alma. Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana». Mateo 11:28-30 (NIV)

El pecado agobia, lastima, destruye y mata. Con la carga del pecado sobre nosotros no podemos vivir la vida en paz y con el gozo verdadero, tampoco podemos dar los frutos que verdaderamente honren al Creador. Continuar leyendo «El pecado cansa y mata pero tiene solución»