Cerca de Dios está lo mejor

Dios conoce nuestros sentimientos más profundos, sabe cuándo estamos tristes, desilusionados y cuando nos sentimos fracasados. Por esto, Dios siempre nos da un mensaje de esperanza, nos ofrece su ayuda dándonos la solución. Esta solución es más que la desaparición de estos problemas, ya que en realidad son secundarios y siempre existirán.

«Dios nos ayuda para que podamos estar firmes y con esperanza eterna, además, nos apropia de Cristo quien es nuestro Salvador, así es como podemos estar bien a pesar de las aflicciones propias de esta vida.»

Sin creer en Cristo alguien puede estar triunfando en cosas materiales, pero en lo profundo de su ser se va a sentir mal, puede creer que no tiene lo suficiente y buscará desesperado más acrecentando así su aflicción, y aunque tenga amigos, la soledad lo acompañará y a pesar del deleite de esta vida ansiará alegría.

El ser humano no puede disfrutar vivir sin Dios, porque sin Dios no se sabe vivir. Es aquí cuando debemos aceptar que Cristo nos es dado para unirnos con Dios, porque lo que satanás procuró tentando al ser humanos fue el pecado para poder de ese modo separarlo de Dios.

Reconocer la existencia de Dios y su presencia espiritual debe cambiar nuestra manera de vivir, porque Dios se hace presente para ayudarnos a vivir. En la condición de pecado el ser humano está muerto en pecado y por eso Dios nos dio a Cristo para que por medio de él hoy tengamos la vida eterna. Si recibimos a Cristo en nuestras vidas como Señor y Salvador vamos a disfrutar vivir siempre en la comunión con Dios y esto es sólo por la bondad de Dios porque no merecíamos nada bueno después de pecar.

La felicidad, la bendición más grande y lo que le da a nuestra vida el mejor presente y futuro es Dios, él nos creó para que así sea, y a pesar del pecado que nos alejó de él, de nuevo nos acercó derribando la barrera del pecado que nos separaba y derrotando a satanás por medio de la cruz de Cristo.

En la comunión con Dios nuestra vida es saciada, porque Dios es lo más importante que necesitamos y por medio de Cristo nos salva, porque sólo por el recibimos el perdón y esto llena nuestra vida de gozo, ya que la reconciliación con Dios es mejore que vivir expuestos a su ira y condenación eterna. Por esto es por lo que, cerca de Dios está lo mejor.

Compartir