Ofrendar es un privilegio inmerecido

»Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde. (Malaquías 3:10 NVI)

Si en la casa de Dios hay necesidades sin suplir, es el reflejo de la carencia que hay en las casas de quienes no participan generosamente en el reino de Dios a través de las bendiciones recibidas. Colaborar con nuestros bienes es un privilegio y aunque también es un deber, no se nos obliga hacerlo. Sin embargo, nosotros lo hacemos con todo el corazón, porque al colaborar somos conscientes que de lo que de Dios recibimos de eso le damos, por lo que no ofrendamos para ser bendecidos, ofrendamos porque ya somos bendecidos. Para el que reconoce la gracia de la provisión divina en su vida, ofrendar no es una carga frustrante o algo que le cause dolor, más bien, entiende que es un privilegio inmerecido de Dios.

Lectura complementaria:

-Tiempo después, Caín presentó al Señor una ofrenda del fruto de la tierra. Abel también presentó al Señor lo mejor de su rebaño, es decir, los primogénitos con su grasa. Y el Señor miró con agrado a Abel y a su ofrenda, pero no miró así a Caín ni a su ofrenda. Por eso Caín se enfureció y andaba cabizbajo. (Génesis 4:3-5 NVI)

Estando Jesús sentado delante del arca de la ofrenda, miraba cómo el pueblo echaba dinero en el arca; y muchos ricos echaban mucho. Y vino una viuda pobre, y echó dos blancas, o sea un cuadrante. Entonces llamando a sus discípulos, les dijo: De cierto os digo que esta viuda pobre echó más que todos los que han echado en el arca; porque todos han echado de lo que les sobra; pero ésta, de su pobreza echó todo lo que tenía, todo su sustento. (Marcos 12:41-44 NVI)

Oraciones:

-Que Dios te ayude a ser generoso en su reino.

-Que tu iglesia participe en las ofrendas como un testimonio de fidelidad y de bendiciones.

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.