Dios tiene un lugar libre de angustias para sus hijos

Debemos poner nuestra mirada en las cosas de arriba donde está Dios, nada es mejor que la bendición de morar con Dios por toda la eternidad.

“No se angustien ustedes. Crean en Dios y crean también en mí. En la casa de mi Padre hay muchos lugares donde vivir; si no fuera así, yo no les hubiera dicho que voy a prepararles un lugar. Y después de irme y de prepararles un lugar, vendré otra vez para llevarlos conmigo, para que ustedes estén en el mismo lugar en donde yo voy a estar.” Juan 14:1-3 DHH

La angustia es abrazadora aquí y ahora. Sin embargo, al creer en Dios podemos prevalecer por encima de las dificultades y también recibimos la esperanza de nuestra vida futura con Dios en las mansiones celestiales, en donde no mora la aflicción.

Cristo es el único medio para tener hoy una relación con Dios, él es quien nos encamina para estar con Dios eternamente, el prepara un lugar especial para que podamos estar a lado del Padre celestial.

Hoy es un buen tiempo para disfrutar nuestros momentos con mayores expectativas, porque, aunque tengamos dificultades, al tener a Cristo como nuestro mediador podemos estar en total certidumbre y estabilidad, entre tanto llega el momento para morar por siempre con nuestro Padre celestial.

Compartir