Sólo necesitamos a Dios de nuestro lado para ser victoriosos

Que no se nos olvide que necesitamos a Dios para superar nuestras luchas de la vida diaria.

“Nada de lo que se nos opone puede resistir cuando Dios nos viste de su poder y cuando nos sostiene su derecha poderosa. Por eso debemos estar en una comunión permanente con Él, haciendo memoria de quién es y procurando que nuestro conocimiento de Él sea aún más claro.”

Nada es comparable con la presencia de Dios, Él es nuestra ayuda necesaria cuando estamos en dificultades. ¿De qué nos servirán tantos recursos si no confiamos en Dios? Si Dios  no está de nuestro lado y por nuestra causa, todo lo que tengamos o lo que hagamos para enfrentar las adversidades no servirá de mucho.

Detrás de cada lucha está el enemigo espiritual de nuestras almas, por esto, todo los que necesitamos debe ser espiritual, es decir, Dios debe ser nuestro respaldo y nuestra fuerza. Necesitamos todo lo forjado por Dios, tanto en lo defensivo como en lo ofensivo.

Nos irá mal, cuando no queremos ocupar tiempo para buscar a Dios en nuestras luchas, por estar tan ocupados enfrentando la dificultad, o por estar buscando malamente en otra fuente, lo que únicamente Dios puede darnos. Dios tiene y sabe lo que sus hijos necesitan para salir victoriosos en todas las batallas.

Compartir