Sin Dios nuestra vida no existiría

Dios es la fuente de la vida, en él podemos tener todo lo necesario para deleitarnos, de Él fluyen la bondad y la verdad. Nuestra vida no podría ser sin las bondades que Dios nos comparte todos los días: ¿Qué ocurriría si el oxígeno se agotara por un minuto?  ¿O si el agua dejara de existir por tres días? En Dios encontramos el conocimiento y la verdad de cómo se debe vivir la vida, porque Él creó la vida y la sustenta. Cuando en el principio Dios dijo; sea la luz, lo hizo para que la vida pudiera existir y mantenerse.

Compartir