Lo mejor para nosotros

También de la lectura de Ruth 1:6-18 podemos extraer una bella enseñanza que nos ayuda a comprender “la importancia de poner nuestra confianza en Dios.” Y es que precisamente, a través de Cristo podemos disfrutar todas las bendiciones eternas y cotidianas que Dios nos asegura en Cristo.

Noemí consideró que sus nueras tenían el derecho de decidir sobre su destino, a pesar de ser ella la de mayor edad, y por ende, la líder de las tres, Noemí no quiso imponerse a la vida de sus nueras, Orfa y Ruth, por el contrario, siempre quiso lo mejor para ellas, y en ese momento, lo mejor era que ellas decidieran qué consideraban como de mayor provecho a su vida.

Orfa consideró que lo mejor era regresar a casa de sus padres, finalmente, las comodidades de un techo y un pan estaban aseguradas. Sin embargo, Ruth decidió irse con su suegra, a una tierra extraña, a una cultura ajena a ella y a estar bajo un Dios del que seguramente había oído maravillas, aunque desconocía en muchos aspectos.

Y es esta última parte la que la llevó a decidir por lo mejor, la parte donde lo único seguro es la presencia de Dios y por consecuencia todo lo que viniere seguramente también lo era. Que nuestra vida decida seguir a Cristo, porque en Él está lo mejor, no necesitamos asegurarnos de nada más. Que así sea. vicvortex@hotmail.com

Compartir