Nuestra vida establecida y firme en Cristo

Las palabras de Cristo son sobre él y de su obra en la cruz para salvarnos, él es el mensaje de vida, es el fundamento para nuestra vida y para todas las cosas que planeamos hacer para nuestro verdadero bien. No podríamos desarrollarnos verdaderamente, ni cumplir eficientemente con nuestros roles si no somos vivificados en Cristo y guiados con sus palabras.

“Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y las hace, le compararé a un hombre prudente, que edificó su casa sobre la roca. Descendió lluvia, y vinieron ríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquella casa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.” Mateo 7:24-25

Al creer en Cristo tenemos vida y salvación eterna, somos afirmados en él, de tal manera que nuestra perseverancia es segura en victoria a pesar de todas las dificultades que tengamos que enfrentar en esta vida.

En Cristo somos fortalecidos con su poder para enfrentar el poder de mal, ya que él vino a destruir el poder de satanás y establecernos en su gloria al darnos un lugar eterno con el Padre celestial. Aceptemos hoy a Cristo como el fundamento de nuestras vidas, y pongamos en él todos nuestros proyectos, confiando en sus promesas y obedeciendo su palabra.

Compartir