Tenemos oportunidad y recursos para hacer el bien

Ciertamente, el querer como el hacer (Filipenses 2:13) provienen de la presencia de Dios fluyendo en nuestra vida. Así como también es Dios quien: ha preparado las buenas obras para que andemos en ellas (Efesios 2:10).

«Así, a la luz de nuestro texto de hoy. Podemos decir que si la presencia de Dios está en nuestra vida. Él también quiere y ha preparado situaciones donde nosotros hemos de ser instrumentos de bendición para las personas que están en nuestro derredor.»

De esta manera la frase, siempre que tengamos oportunidad señala que en realidad siempre tenemos oportunidades para hacer el bien. Dado que una de las razones de nuestra salvación y la entrega de dones y recursos que Dios nos ha dado, es justamente que en Su Nombre y con Sus recursos hagamos el bien. Y que las personas al ser bendecidas puedan con gratitud dar la gloria a Dios.

Oportunidades de hacer el bien, todos los días las tenemos. Y los recursos para hacerlo también están disponibles siempre. Pues unos y otros son de Dios, quien nos convoca a actuar en Su Nombre para bendición de otros.

Así, siempre tenemos oportunidad de compartir la Palabra y orar por otros. Siempre tenemos la oportunidad de escuchar y animar a alguien. Y siempre tenemos algún recurso material o espiritual para ser instrumentos de bendición para los que están en nuestro entorno social. Y podemos compartirlos con liberalidad y gratuidad pues Dios es la fuente inagotable de esos recursos. (Pastor Francisco Limón)

Compartir