Dios te dice hoy: Estoy esperando tus oraciones

Yo siempre voy a recibir tus oraciones cuando pidas amparado y amparada en lo perfecto del sacrificio de mi Hijo amado Jesucristo. Siempre estuvo en mi plan bendecir tu vida por medio de él, así lo prometí y así lo pacté, y mi palabra no cambiará porque yo no cambio.

«Confía en que bendeciré tu vida como respuestas a tus plegarias, porque ya he sido complacido por Cristo, y él es el medio para que llegues hacia mí. Te doy mi palabra de que conforme a mi deseo y en mi tiempo perfecto tendrás las contestaciones a tus oraciones.»

Hoy estoy esperando que toques la puerta de mi misericordia, quiero darte lo que pidas y haré que encuentres lo que busques. No malgastes tu tiempo quejándote, y usa la fuerza de tu voz no para lamentarte, sino para hablar conmigo. Cada palabra de tus labios es importante para mí, porque si van impulsadas por la fe de tu corazón no serán en vano, pues serán oídas y atendidas.

Recuerda esta palabra que te he revelado: “Pidan a Dios, y él les dará. Hablen con Dios, y encontrarán lo que buscan. Llámenlo, y él los atenderá. Porque el que confía en Dios recibe lo que pide, encuentra lo que busca y, si llama, es atendido.” Mateo 7:7-8 TLA

Compartir