Vivir bien

“Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes. ¡Pecadores, límpiense las manos! ¡Ustedes los inconstantes, purifiquen su corazón!” Santiago 4:8 NVI

Nuestra manera de vivir es el resultado de la relación que tenemos con Dios; cuando se vive distanciado de Dios la vida es triste, porque nuestros frutos son amargos, nuestros frutos no son provechosos ni para nosotros, ni para quienes nos rodean y por lo mismo este tipo de vida siempre está en contra de la voluntad de Dios, le deshonra, no le es grata.  Hoy es un buen tiempo para que podamos procurar una relación muy cercana con Dios, porque de ese modo su presencia se hará manifiesta en nuestro diario vivir, su presencia nos vitalizará y daremos los mejores frutos de vida. No importan ahora nuestras maldades, si nos acercamos a Dios, Él se acercará a nosotros con el perdón y nos transformará para su gloria.

Lectura complementaria:

-Inclinad vuestro oído y venid a mí, escuchad y vivirá vuestra alma; y haré con vosotros un pacto eterno. Isaías 55:1-3

-Abandone el impío su camino, y el hombre inicuo sus pensamientos, y vuélvase al SEÑOR, que tendrá de él compasión, al Dios nuestro, que será amplio en perdonar. Isaías 55:6-7

Oraciones:

-Que Dios te convenza para estar a cuentas con Él.

-Que tu iglesia pueda siempre tener una relación cercana, contante y creciente con Dios.

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.