El amor al dinero empobrece

Cuantos más bienes se logran por amor al dinero más crece la pobreza, busquemos la verdadera riqueza

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca te dejaré; jamás te abandonaré».  Así que podemos decir con toda confianza: «El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué me puede hacer un simple mortal?» Hebreos 13:5-6

Todo lo que tenemos lo hemos recibido de la mano de Dios, por ello debemos agradecer siempre y aprender a vivir con eso de manera justa y honesta. La fuerza para el trabajo es una bendición de Dios y hay que hacer uso de la fortaleza para esforzarnos a trabajar con nuestras propias manos sin afectar al prójimo.

Cuando no afectamos al prójimo promovemos su desarrollo, aunque también es un mandato divino y un privilegio promover el bien de nuestro semejante de manera precisa, esto también acarrea bendiciones de Dios para nosotros y muestras cuán agradecidos y contentos estamos con Dios.

Al reconocer que todo viene de Dios nos debe llevar a cumplir con nuestros roles y oficios en contentamiento, y también nos debe llevar a recibir todos los resultados de nuestro trabajo con la misma actitud de contentamiento y alegría, porque Dios no nos dará más o menos de lo que Él quiera usar como instrumento de su gracia para que estemos en paz y sustentados.

Cuando motivados por la avaricia o amor al dinero tomamos una actitud carente de amor al prójimo y a Dios, nuestro corazón se corromperá y nuestra labor no será justa, afectará al prójimo, porque nuestro propósito será sólo enriquecernos con bienes materiales no importando que se logren a costa de ofender el nombre de Dios y de afectar a nuestro semejante. Estoy seguro que esto no traerá contentamiento a nuestra vida y familia, creo que tampoco traerá bendiciones, realmente ahí es cuando toma lugar la pobreza.

Cuando actuamos justamente honrando el nombre de Dios y anhelando el bien de nuestro semejante, todos los bienes que podamos lograr por la bendición de Dios y por el esfuerzo nuestro, traerán mucha alegría y gozo. Este gozo y alegría viene de Dios, este es el tipo de contentamiento que dura siempre pese a los momentos de crisis. Pero también, es en esto, en donde podemos contar con la protección y la fortaleza de Dios, porque todo y todos los que se levante contra nosotros enfrentarán a Dios, porque el siempre sale en defensa de quienes hacen todo conforme a su norma justa.

La Biblia también dice:

Mejor es lo poco del justo, Que las riquezas de muchos pecadores. Porque los brazos de los impíos serán quebrados; Mas el que sostiene a los justos es Jehová. Salmos 37:16-1 (RVR1960)

El que ama el dinero, no se saciará de dinero; y el que ama el mucho tener, no sacará fruto. También esto es vanidad. Cuando aumentan los bienes, también aumentan los que los consumen. ¿Qué bien, pues, tendrá su dueño, sino verlos con sus ojos? Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia. Eclesiastés 5:10-12 (RVR1960)

Que Dios llene de contentamiento tu vida  y que junto con tu iglesia aprendan a disfrutar lo que tienen siempre sirviéndose mutuamente y sirviendo en el mundo a los que tienen necesidades. Que Dios bendiga abundantemente el fruto de tus manos.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Israel Campos (@israelkampos) el

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.