Ama y se feliz

Que por falta de amor la infelicidad de otro no te haga infeliz

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. Juan 13:34 (RVR1960)

El amor, es un don que enriquece nuestra vida con la paz y el gozo, es la gracia de Dios puesta a nuestro alcance, porque nadie puede amar sin antes ser amado por Dios. Así que, ante las situaciones difíciles no reneguemos de Dios ni de la vida, sepamos esperar en sus bondades haciendo el bien y disfrutando de su amor. Cuando recibamos odio, demos amor, cuando nos lastimen, hagamos el bien.

Ocupémonos en ayudar a los demás, no nos creamos superiores a otros, tengamos dominio de nuestras emociones y no permitamos que nuestro corazón sea un almacén de malos sentimientos. Amémonos y seamos felices.

No demos cabida en nuestras vidas al odio, rencor y deseos de venganza, porque todo esto viene de satanás con el propósito de destruirnos y también con el propósito de usarnos para dañar a otros. Si hoy te sientes mal por tanto daño recibido, ama, perdona y Dios te hará abundante bien.

La Biblia también enseña:

Oísteis que fue dicho: Amarás a tu prójimo, y aborrecerás a tu enemigo. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Mateo 5:43-45 (RVR 1960)

Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? Y nosotros tenemos este mandamiento de él: E l que ama a Dios, ame también a su hermano. 1 Juan 4:20-21 RVR (1960)

Compartir