Dios promete darte total seguridad

Para el que le cree a Dios Él es su refugio, su salvación y el dador del gozo que sobrepasa cualquier adversidad

Mi escondedero y mi escudo eres tú; En tu palabra he esperado. Apartaos de mí, malignos, Pues yo guardaré los mandamientos de mi Dios. Susténtame conforme a tu palabra, y viviré; Y no quede yo avergonzado de mi esperanza. Sosténme, y seré salvo, Y me regocijaré siempre en tus estatutos. Salmos 119:114-117 (RVR 1960).

Para el día de la angustia Dios tiene un lugar reservado en donde estarás a salvo, ese lugar es en su diestra que te sostiene, ahí podrás estar seguro y reposarás en calma. Si estás pasando momentos difíciles no murmure contra Dios, no te quejes de Dios, ve a Él a través de la oración, busca sus promesas en la Biblia y que el Espíritu Santo te lleve hacia Él.

No temas enfrentar tribulaciones, ten miedo si hay tribulaciones y estás indefenso. Si tú confías en Dios contarás siempre con un escudo impenetrable, Dios mismo es tu escudo, es tu defensa ante toda oposición que quiera robarte el gozo y la estabilidad. Entrega tu vida a Dios hoy, y vive desde ahora en plena seguridad. No olvides de estudiar tu Biblia porque ahí están registradas todas las promesas de Dios para que te vaya bien.

La Biblia también dice:

Tú me cubres con el escudo de tu salvación, y con tu diestra me sostienes; tu bondad me ha hecho prosperar. Me has despejado el camino, así que mis tobillos no flaquean. Salmos 18:35-36 (NVI). No prevalecerá ninguna arma que se forje contra ti; toda lengua que te acuse será refutada. Esta es la herencia de los siervos del Señor, la justicia que de mí procede —afirma el Señor—. Isaías 54:17 (NVI).

Compartir