Si Cristo cargó la cruz por nosotros debemos hacer lo mismo por él

Cristo dio su vida para salvarnos, ahora nosotros por gratitud y gozo nos debemos entregar a su servicio. Para el que verdaderamente ha experimentado la gracia de Dios, aun el sufrimiento por la causa de Cristo será es un privilegio.

Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día, y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, éste la salvará. Lucas 9:23:24 RVR1960

Cristo perdió su vida por salvar la nuestra, ahora nosotros por amor a él y a su causa debemos renunciar a los placeres vanos de esta vida, y si es posible perder nuestras vidas por ser testigos de su nombre, debemos hacerlo.

Hay muchas necesidades en nuestras vidas y siempre estarán ahí hasta que nos esforcemos por dedicarnos verdaderamente para la gloria de Dios y a buscar en Él todo lo que necesitamos para crecer y madurar en la fe.

Si alguien no dedica tiempo para crecer en la fe, mucho menos estará dispuesto a dedicar su vida para servir a Cristo hasta la muerte. Hoy es un buen tiempo para dejar a tras las vanidades de esta vida y tener como mayor tesoro a Cristo y su cruz, es la ocasión para renunciar a todo y así para recibir la mayor riqueza celestial.

La Biblia también dice:

Entonces llamaron a los apóstoles y, luego de azotarlos, les ordenaron que no hablaran más en el nombre de Jesús. Después de eso los soltaron. Así, pues, los apóstoles salieron del Consejo, llenos de gozo por haber sido considerados dignos de sufrir afrentas por causa del Nombre. Y día tras día, en el templo y de casa en casa, no dejaban de enseñar y anunciar las buenas nuevas de que Jesús es el Mesías. Hechos 5:40-41 NVI

Por tanto, ya que Cristo sufrió en el cuerpo, asuman también ustedes la misma actitud; porque el que ha sufrido en el cuerpo ha roto con el pecado, para vivir el resto de su vida terrenal no satisfaciendo sus pasiones humanas, sino cumpliendo la voluntad de Dios. 1 Pedro 4:1-2 NVI

Porque a ustedes se les ha concedido no solo creer en Cristo, sino también sufrir por él, pues sostienen la misma lucha que antes me vieron sostener, y que ahora saben que sigo sosteniendo. Filipenses 1:29-30 NVI

Oraciones:

  • Dios te de la convicción de entregarte totalmente por su causa.
  • Que tu iglesia sea fil a Cristo hasta la muerte.
Compartir