Hoy Dios quiere darte la victoria con su fortaleza y poder

No importa las luchas que hoy tengas que enfrentar el que está contigo y te ofrece su fortaleza y poder es más grande y más fuerte que tus adversidades.

Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Filipenses 4:13 RVR1960

Mis queridos hermanos, iniciemos este día confiando en que Dios nos reviste de su poder para afrontar victoriosamente las adversidades que hoy tenemos por delante. Sí es posible que tengamos victoria cuando la fuerza con la que enfrentamos los problemas viene de Dios, esto debe permitirnos que en la lucha y en la tribulación nuestro corazón esté en contentamiento, pero esto será así, si somos diligentes para fortalecernos en Dios.

La fortaleza de Dios y su poder son indispensables en nuestras vidas, porque todos los días enfrentamos a un ejército de enemigos espirituales bien organizados y muy empoderados, con un propósito destructor. Es por esto por lo que debemos confiar en Dios y tomar lo que hoy nos ofrece para resistir en la lucha y lograr la victoria.

“Y ahora, hermanos, busquen su fuerza en el Señor, en su poder irresistible. Protéjanse con toda la armadura que Dios les ha dado, para que puedan estar firmes contra los engaños del diablo. Porque no estamos luchando contra poderes humanos, sino contra malignas fuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando, autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas que nos rodea.”  Efesios 6:10-12  DHH

De tras de todas las fuerzas negativas a las que nos enfrentamos todos los días, está satanás; el mal carácter de una persona, el odio, rencor y todos los malos planes y deseos negativos que hay contra nosotros provienen de satanás. La  envidia a la que nos enfrentamos común mente en lo laborar es asunto de satanás. La mejor manera que tenemos para vencer es con la fuerza y el poder de Dios.

En este precioso día te invito a que pienses en dos cosas que te van ayudar a fortalecerte y a revestirte del poder de Dios; lo primero es la ración. A través de la oración Jesús fue fortalecido, a menudo se apartaba a un logar sólo para entrar en una intimidad con Dios y ser fortalecido. En su última noche en el Getsemaní, antes de ser entregado a las autoridades que lo sentenciarán injustamente, fue fortalecido por el poder de lo alto para vencer en la última batalla contra satanás. Lucas 22:39-46

Lo segundo que te invito a considerar para fortalecerte en el Señor, es un acercamiento  a la Biblia, para practicar un estudio serio, en el que no solamente conozcas de Dios, sino que vayas conociendo más a Dios. A través de la Biblia conocerás el actuar diario de Dios en tu vida y el propósito que día a día quiere desarrollar en ti. Las promesas de la biblia te dará mucha paz, gozo y esperanza, y los mandamiento de Dios te enseñarán obediencia y honra.

¡Ánimo en este día maravilloso! y que tengas muchas victorias, recuerda que si es posible, porque todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.

Compartir