Lo importante es que el Mesías nació

Celebremos siempre al Mesías y Rey, démosle amor en todo tiempo y anunciemos al mundo las buenas de gran gozo, que Jesús nació. El nacimiento de Jesús es el cumplimiento fiel de la promesa salvadora de Dios. En el nacimiento nace la esperanza de la plenitud de la la gloria de Dios en nuestra miserable condición, pues por medio de Cristo somos unidos con Dios hoy y le veremos en la gloria eterna.

«Particularmente hay tres cosas que me llaman la atención sobre esta época de navidad: lo primero, es el monótono debate que se da, sobre el día del nacimiento de Jesús y sobre la palabra navidad, que a decir de muchos, “navidad” “no existe” en la Biblia. La tercera cosa que me llama la atención, es que se dice mucho, que esta es la época para dar amor o para compartir.»

En cuanto a lo primero y lo segundo: Podemos decir que, el Mesías nació en el día exacto, es decir, nació exactamente en el día que se determinó que naciera; ni antes, ni después. Es poco relevante la discusión sobre el día o mes específico del nacimiento, lo más importante es que nació justo a tiempo, para salvarnos de nuestros pecados. Conmemorar el nacimiento de Jesús nos permite conocer más de su humanidad para entender mejor su obra en la cruz, con la que recibimos eterna salvación si creemos en él.

Además, qué sentido tiene el día como tal y el mes del nacimiento, cuando a quien se celebra es al que nació y no al día, mes, o época del año. No prestar atención al nacimiento de Jesús por miedo a involucrase en la religiosidad del momento, es perderse la ocasión para que también se opaque alguna otra celebración religiosa. Ya sea en este tiempo o en algún otro momento, incluso, permanentemente debemos celebrar que Jesús nación.

Dios es perfecto en sus planes, porque no solamente Jesús nació cuando fue determinado que naciera, sino que también murió, resucitó, ascendió y regresará como fue determinado desde la eternidad. En cuanto a la palabra “navidad”, aunque no aparece como tal en la Biblia, queda claro que significa nacimiento.

En relación a lo tercero. La época para dar amor no se limita a una fecha, porque los cristianos debemos amar siempre, en cualquier tiempo o circunstancia. De hecho la esencia de un creyente en Jesucristo, es el amor, porque nosotros somos el resultado del sublime amor de Dios; por amor a nosotros Dios se humanó, por amor a nosotros Cristo nació y murió. Celebremos a Cristo y demos honor a su nombre, porque Jesús significa Salvador y porque nuestro salvador nació.

Compartir