La Palabra de Dios es la luz que nos guía por la senda correcta

La Palabra de Dios es la que nos permite ver las trampas que satanás coloca en nuestro caminar diario, con las que el enemigo de nuestras vidas busca hacernos caer con el propósito de arruinar nuestra vida.

“Con la Palabra de Dios podemos transitar con pasos firmes y ligeros en este mundo de espesas tinieblas y de mentiras, sin que nos perdamos o nos desviemos por sendas de muerte eterna.”

Todo el camino que nos queda por caminar mientras estemos en este mundo, indudablemente está lleno de trampas malignas, piedras y espinos, que son normales como parte de la vida de todos los días.  Para superar todo esto está la Palabra de Dios, la cual nos previene de todo lo que hay en el camino, pero además nos mantiene en la senda correcta.

Vivimos en un mundo de tinieblas, por eso necesitamos la lumbrera de Dios, para no perdernos y para iluminar el camino correcto. La forma en la que la Palabra de Dios, es de bendición en nuestra vida, es cuando hacemos el hábito de escudriñarla, de oírla, y cuando la recibimos con mansedumbre, para hacerla, práctica en nuestra vida diaria.

Compartir