Clamemos a Dios por ayuda para que nos libre del mal

Por la pura gracia y la misericordia de Dios podemos clamar a Él por ayuda y nos sacará de la situación que sea. Debemos confiar en Dios, porque nunca es indiferente a los que lo buscan con fe y humildad, a los que reconociendo que son incapaces para poder salir a delante solos, y con sinceridad claman por piedad divina.

Si estamos bajo algún sentimiento negativo, circunstancia, preocupación o problema que nos tenga bajo peligro y tristeza agobiante, por las razones que sean, Dios nos mira con ojos de misericordia, y por su grande amor y poder nos puede liberar, ya que su amor y su poder son superiores a nuestros lamentos y sufrimientos.

Si estamos encadenados en una situación de nuestra vida pasada, o en alguna conducta o debilidad del presente Dios puede hacernos libres. Cualquier oscuridad que este nublando nuestro futuro Dios puede disiparla con su presencia, porque Él es la luz del mundo y de nuestra vida.

Compartir