Que Dios nos ayude para no tener miedo

En cualquier prueba o acontecimiento estaremos seguros bajo el amparo del todo poderoso, si algo nos sucediera, todo estará bajo el control de Dios y será porque Él lo permita con buenos propósitos. Disfrutemos cada instante, y que nuestro corazón aprenda a confiar en que nuestro futuro es obra de las manos del que todo lo puede.

No hay razón para temer aunque enfrentemos la peor crisis, porque Dios siempre está y estará al  cuidado de su pueblo, con Él todo se vuelve superable, ya que nuestro Dios es todo poderoso y es experto en hacer que lo imposibles se haga posible. Nada puede escapar de los planes y propósito de Dios, aun el mal está bajo su control, como lo está también todo el universo  y cuanto en el sucede.

Dios nos da tranquilidad para vivir confiado, nos libra del terror para que nuestros días no sean tormentosos. Nuestra experiencia con Dios en la comunión con Él hace que nuestro corazón esté confiado y libre de miedos tormentosos y tortuosos que provocan sobre preocupaciones, lo cual nos impide estar enfocado de manera exitosa en el presente.

Dios tiene el control absoluto sobre la naturaleza, Él fue el que le puso ley a todo y constantemente rige sobre todo lo creado, por lo tanto, lo que suceda será porque lo permite con un propósito. Busquemos más intimidad con Dios para que nuestro corazón se llene de fe para confiar, de gozo para disfrutar cada instante y de paz para estar tranquilo en medio de los tiempos.

Compartir