Dios es nuestro proveedor y tiene todo lo que necesitamos

La base para nuestra provisión es lo que Cristo realizó por nosotros al dejarse sacrificar de manera voluntaria, él fue el cordero de la provisión de Dios para saciar nuestras necesidades en lo material y en lo espiritual.

“Por lo méritos de Cristo tenemos acceso a la fuente de la riqueza celestial, es por eso que si por Cristo tenemos segura provisión, y Dios tiene todo lo que necesitamos, debemos confiar en él, adorarlo y clamar por su misericordia en la búsqueda de nuestro sustento.”

Nunca dejará de mostrarse el maravilloso cuidado de Dios, él nos ama de tal manera, que al darnos a Cristo como nuestra provisión, nos aseguró con él todas las cosas. Es cierto que hay tiempos de crisis, pero Dios hace cosas maravillosas para que estemos contentos, buscando su bendición para tener el pan de todos los días, y por eso mismo, cuando podemos decirle a alguien; Dios te bendiga, y al ver su necesidad no lo dejamos con las manos vacías, ya que entendemos que de esa manera es que Dios también suple todas nuestras necesidades.

No nos  preocupemos al grado de amargarnos o deprimirnos por el miedo a las crisis financieras que se están enfrentando o que se tengan que enfrentar por el tiempo que nos está tocando vivir, hagamos responsablemente lo que nos corresponde y clamemos a Dios por la provisión, ya que si él ha dicho que nos proveerá, esta es una promesa que tenemos que abrazar con la fe de nuestro corazón, y con esa misma fe debemos ejercitarnos en la oración para buscarla en Dios, así seguramente seremos bendecidos.

Dios suple todas nuestras necesidades como él quiere hacerlo, la fuente para nuestra provisión es el mismo, todo proviene de su riqueza, la cual es también nuestra riqueza, ya que somos coherederos con Cristo, además, Cristo hoy está a la diestra del Padre intercediendo por nuestras necesidades. Es así como por la fe en Cristo podemos estar en paz, en gozo en todo lo referente a nuestras necesidades, porque si Dios las conoce todas, es bondadoso y tiene toda la riqueza del cielo disponible para nosotros, estaremos bien a pesar de tantas necesidades que pudieran venirle a la humanidad.

Compartir