Nada estará bien si Dios no está con nosotros

¿Qué podemos hacer si Dios no va con nosotros? ¿Qué bien podemos esperar para nuestra vida si Dios no aprueba nuestras acciones?

Dios debe dirigir nuestro corazón y nuestros pasos, nuestra suficiencia debe estar en él, de lo contrario el fracaso y la pérdida será parte de nuestro andar diario. Todos anhelamos estar bien y tener éxito en lo que emprendamos, para eso debemos tomar en cuenta a Dios y la forma en la que quiere que nos conduzcamos, porque él sabe lo que nos conviene y la forma correcta para ser exitosos en su voluntad.

Siempre debemos consultar a Dios, la oración sin cesar es parte fundamental de quienes quieren la bendición y la aprobación de Dios en sus proyectos personales, es el recurso fundamental, no solo para hablar con Dios, sino también para escucharlos, ya que la oración es querer recibir lo que Dios quiere darnos y decirnos, pues para orar debemos confiar en Dios y conformarnos con su voluntad.

No tiene ni lógica consultar a Dios para buscar su ayuda y dirección, si al final terminamos haciendo lo que a nosotros nos parezca mejor o correcto. La determinación Biblia es firme; Dios no puede bendecirnos en lo que él no aprueba.

Compartir