Justo hoy es el mejor momento para orar por toda la humanidad

Dios nos indique la necesidad que tenemos de orar por todos, esto porque hay situaciones mundiales que nos afectan, es exactamente como lo que el mundo hoy enfrenta y por ello debemos orar a Dios con toda humildad, pidiendo concretamente por la adversidad que estamos enfrentado.

«Hoy es cuando la iglesia tiene la oportunidad de clamar y que el mundo sepa sobre nuestra dependencia de Dios, pero a la vez de nuestra confianza y por lo mismo de la calma con la que enfrentamos esta enfermedad.»

Si no tenemos el hábito para orar por nuestras necesidades, de ninguna manera oraremos por las necesidades de otras personas. En los últimos años ha habido una terrible frialdad en cuanto a la oración, por lo mismo ha crecido el índice de depresión, porque si no oramos, significa que no confiamos en Dios y si nos confiamos en Dios entonces dependemos de nosotros o de algo más, y al final terminamos decepcionados, porque fuera de Dios nada es seguro para hacernos estar bien.

Agradezcamos a Dios por nuestra vida y por las de todos, seamos compasivos y busquemos la bendición de Dios para la vida de nuestro prójimo. Debemos ser diligentes y responsables para orar, porque la oración para nosotros, es como el agua para el pez. El tiempo para orar no debe ser negociable, porque no se trata de perder el tiempo, sino más bien, es la mejor manera de aprovechar el tiempo, pues cuando oramos somos prosperados en todo. Oremos por nosotros y por los demás.

Compartir