Estemos listos y con gozo para recibir a Cristo en su retorno a la tierra

Hoy es el tiempo oportuno para arrepentirnos de nuestras maldades y para esperar a Jesús con gozo y esperanza. Quienes hoy desprecien a Jesús cuando el vengan serán despreciados por él y sufrirán  la condenación eterna por su incredulidad.

Jesús puede venir en cualquier momento y su retorno será visible, por eso se nos invita a arrepentirnos de nuestros pecados, a no deshonrar la sangre del salvador negándolo, pues vino la primera vez con el propósito de ofrecer su vida para salvar la nuestra. Es así como nuestro desprecio sería equivalente al desprecio que manifestaron los que pidieron su crucifixión y los que lo negaron.

El retorno de Cristo a la tierra es gozo para los que creemos en él, pero también es terror para los incrédulos, porque cuando venga pagará a cada uno según sus obras, teniendo en cuenta que estas son las obras de la fe, lo que implica, que este juicio será en razón de nuestra fe en él o de nuestra negación.

Compartir