El que cree en Cristo tiene perdón eterno de sus pecados

Somos hijos de Dios porque en Cristo nos perdonó y nos adoptó, por eso hoy podemos disfrutar del gozo del perdón y el gozo de la relación paternal que Dios nos hace disfrutar permanentemente en Cristo.

“Esto es el evangelio, es la buena noticia de que en Cristo todos nuestros pecados han sido perdonados por creer en él, y para quien aún no se han arrepentido y confesado a Cristo como su Señor y salvador, esta es la buena noticia; “todos nuestros pecados pueden ser perdonados, podemos ser libres de la maldición del pecado, de la muerte y recibimos la vida eterna.”

Dios perdona nuestros pecados una vez y para siempre. Todo pecado ha sido perdonado, es y permanece perdonado para siempre. Aunque satanás te quiera acusar por lo que ya fue perdonado en tu vida, no podrá quitarte el gozo del perdón si en verdad crees en Cristo. No carguemos con la cargas de pecados que Dios ya nos quitó a través de Cristo, no carguemos con la carga que Cristo ya cargó cuando fue puesta sobre él la cruz.

Jesús significa salvador, por eso es que por su nombre somos perdonados, y debemos saber, que él es el único nombre bajo el cielo, y que nos fue dado por Dios para ser salvos. No debemos intentar salvarnos por nuestras propias fuerzas, medios o métodos, porque tal cosa nos hundirá más en la miseria, en lugar de sacarnos de esta triste realidad pecaminosa.

Dios nos perdona por la obra que Cristo realizó en la cruz por nosotros, el cargó con nuestros pecados, fue castigado y murió por eso. Así que en su nombre, por la fe en él no recibimos la ira de Dios como castigo, sino la aceptación de Dios, sus bendiciones cotidianas y permanentes, pero también la salvación y la vida eterna con él en su gloria.

Compartir