La Palabra de Dios nos orienta correctamente hacia Cristo

Andar solos en la vida no nos sirve de nada, porque de por sí el pecado a desorientado el corazón humano. Necesitamos la dirección divina, es necesario que seamos orientados por Dios, quien precisamente con ese propósito ha revelado su voluntad, su Palabra a quedado escrita y ella nos convence de que Cristo es el camino correcto que nos lleva a Dios y que nos guía siempre en la verdad.

«Podemos estar bien cuando de manera confiada y obediente nos dejamos guiar por Dios, porque Dios es bueno, quiere lo mejor para nosotros y nos ayuda en la dureza de nuestro corazón, nos enseña obediencia y con su Espíritu Santo implanta en nosotros lo necesario para poder atender, entender y obedecer su Palabra, para vivir la vida en Cristo y glorificarle siempre.»

Cada palabra que Dios nos da en la Biblia es esencial para que aprendamos a caminar con Dios, para que andemos conforme a su corazón, estas palabras son palabras de vida y de toda bendición, porque es por medio de Cristo que recibimos la vida eterna y siempre el tema de la Biblia será Cristo. Todas las promesas de Dios como respuestas a nuestras necesidades están en su Palabra, así que cuando la recibimos, también participamos de las promesas que se van cumpliendo cada día y así es como podemos estar bien en todo momento.

En el andar con Dios nunca nada estará mal, porque todo lo que ocurra será usado por Dios para perfeccionarnos, y cada respuesta para esas circunstancias están en la Biblia en donde aprendemos a esperar en Dios; su actuar y la manifestación de sus presencias en nuestras vidas. La verdadera prosperidad a la manera de Dios está en el andar en sus caminos, renunciando al estilo de vida que le deshonra. Que no nos engañe satanás haciéndonos pensar que hay otro camino de bien, porque todo camino a parte de la senda de Dios lleva a la destrucción. Abracemos la Palabra de Dios que nos orienta a Cristo y andemos siempre en Cristo para salvación y gozo eterno.

Compartir