Confiemos en Dios y nos amparará

Cuanto más conocemos a Dios y de él, más podemos confiar en su nombre. La Biblia es la revelación de Dios por la que podemos tener conocimiento, y el Espíritu Santo nos ayuda a comprender el mensaje de Dios, nos ayuda para tener como verdad la revelación de Dios y hace que tengamos experiencia de vida con esa Palabra. Dios ministra nuestras vidas con la verdad, porque quiere que tengamos comunión, para disfrutar de la relación con él y de sus bendiciones.

«El conocimiento de Dios nos permite conocer su propósito y su voluntad. En esto somos asistidos por Dios con su gracia, porque solamente podemos tener como verdad lo que se dice de él y podemos confiar en su propósito al tener fe, la cual nos es dada como un regalo por medio del Espíritu Santo. Pero sí es muy importante que nos apeguemos a la Palabra de Dios porque por medio de ella fluye la fe que nos es concedida por Dios.»

Los nombres de Dios es la manera en la que se ha dado a conocer, sus obras dicen de sí mismo, ya que sus nombres se revelan en sus obras. La Biblia explica lo que Dios ha hecho, lo que dice, pero también la Biblia anuncia de manera anticipada lo que Dios hará, y todo esto siempre en relación con el propósito que tiene para salvarnos eternamente por medio de Cristo. Precisamente, por medio de Cristo podemos conocer más claramente la verdad de Dios y su gloria.

Que todo lo que Dios nos ha dado a conocer de sí mismo, y todo lo que ha aplicado como verdad en nuestra vida por el Espíritu Santo nos haga buscarlo con total confianza, que seamos animados a confiar en él, para esperar todas las cosas que necesitamos. Por esto mismo, que nos consagremos todo el tiempo para su gloria, porque así disfrutaremos de él para siempre, estaremos bajo su amparo; no nos faltará su protección ni su provisión.

Compartir