Dios es tu Padre bueno lleno de amor

Dios es tu Padre celestial, él es eterno y tiene todo lo que tu vida necesita, pero también posee el poder para hacerte llegar todas sus bendiciones y te acompaña de manera espiritual. No cometas pecados diciendo que nadie tiene interés por ti, tampoco digas que no vales nada, porque tu Padre Dios entregó la vida de su Hijo Jesucristo a cambio de la tuya.

«Dios te formó en el vientre de tu madre y determinó un propósito eterno para tu vida. Por eso no debes querer vivir la vida independiente de tu Creador, recuerda esto, el amor de Dios tu Padre celestial es más puro que todo amor y es eterno porque nunca renunciará a tu vida. Cada vez que vayas a descansar duerme en los tiernos brazos de tu Padre bondadoso, y al despertar inicia la jornada del día tomado de su mano, porque como un Padre perfecto te enseña a caminar y te guía de la mano.»

Dios quiere que al despertar no pienses en tus dificultades y problemas, sino que pienses en su amor y disfrutes el inicio de todas las promesas que serán derramadas sobre tu vida. Dios sabe dar las mejores cosas para sus hijos, pero también los fortalece para que sean los mejores, bendice el fruto de sus manos y los abriga para que estén seguros.

No te preocupes al grado de asustarte y de estancarte por tus grandes problemas, deja todo en las manos de tu Padre Omnipotente, porque él hará que lo imposible sea posible en tu vida y con tu vida. Si hay tribulaciones en tu vida no te quejes, espera el consuelo de tu Padre de amor, porque él trata a sus hijos con misericordia y compasión. Ante todo, no olvides una cosa importante, honra a tu Padre, se temeroso ante él, es decir, respeta su autoridad y toma su Palabra como la regla para vivir tu vida y practicar tu fe. Que cada día disfrutes del gran amor de tu Padre celestial.  

Compartir