La persona necia necesita la luz del evangelio para ver la verdad

Los que niegan la existencia de Dios ignoran la verdad porque viven engañados por satanás y el entendimiento de ellos está en oscuridad, por lo tanto, necesitan la sabiduría que viene de Dios y la luz del evangelio. Muchas personas pueden ser inteligentes, pero eso no es lo más importante, porque solamente con la verdadera sabiduría se puede vivir en el temor de Dios, pero esto tiene que ser la obra espiritual de Dios por medio del Espíritu Santo y a través del evangelio en la vida del ser humano, porque de otra manera las personas continuarían rechazando a Dios.

«Puede darse el caso de que alguien hable de la existencia de Dios, pero niega a Dios como su Dios, es decir, es consciente de la existencia de Dios, pero al mismo tiempo muestra su incapacidad para poder vivir en la comunión de Dios. Por esto es por lo que podemos decir, que solamente por la gracia de Dios en Cristo podemos creer en él, porque si no somos ministrados por Dios no podríamos creer.»

En la creación Dios está manifestado y de la misma manera está presente en la conciencia humana, por eso incluso, la negación de Dios mantiene a las personas en tormento espiritual, porque precisamente fuimos creados para estar en comunión con Dios y por eso lo peor que nos puede pasar es negar a Dios y estar separados de él. El Propósito principal de la vida humana es glorificar a Dios y gozar de él para siempre.

El que niega a Dios no solamente lo expresa y cree que tiene razón, sino que toda su vida la vive en oposición a Dios; desecha la voluntad de Dios y rechaza sus propósitos. Una persona que actúa de esta manera muestra estar dominada por el pecado y bajo la influencia de satanás para hacer sus deseos. Claro está, los que viven así separados de Dios, están bajo condenación para castigo eterno, porque solamente los que creen en Cristo pueden creer en Dios y así es como se recibe la salvación.

Compartir