La bendición del justo

Dios no dejará sin justicia al justo, él amparará su causa y como respuestas a sus oraciones le proveerá con la riqueza de su gloria. Más los incrédulos y los que deshonran su nombre serán vaciados de lo que tienen, quedarán encarcelados en sus propias obras y aún sus almas quedarán en el olvido si no se arrepiente y adecuan su vida conforme a la justicia de Dios.

Estar lejos de Dios es vivir en la condición más difícil de esta vida, porque es vivir actuando en contra de él, y en muchos casos oponiéndose a su obra, o afectando sus propósitos. Por esto es por lo que muchos justos o hijos de Dios sufren, ya que son dañados por obras injustas y perversas de incrédulos. En todo esto los creyentes debemos actuar correctamente, siendo de bendición para todos, honrando a Dios, esperando en su misericordia y orando, confiando en que nos escucha y atiende nuestras causas.

Compartir

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.